Portada » Ejercicios para superar el pensamiento obsesivo

Ejercicios para superar el pensamiento obsesivo

julio 26, 2010

Le decimos cómo deshacerse de las ideas fijas que nos torturan y nos hacen sentir culpables.

Una nota para que lean todos aquellos que se sienten perseguidos por los cientos de veces que se lavan las manos, apagan la luz, revisan el gas o luchan, tratando de sacarse de encima las miles de ideas dañinas que los asaltan o no los dejan dormir.

Vivimos en una sociedad acelerada, violenta y llena de contradicciones. Por eso, en mayor  o menor medida, todos sufrimos algún grado de trastorno emocional. Pero, si éste se convierte en un problema que impide a la persona hacer una vida normal, se hace necesario acudir a un médico. Asimismo, hay ciertas terapias complementarias, así como recursos prácticos que pueden aliviar las tensiones y la angustia que producen estos síntomas. Aquí, algunas de ellas.

¿Qué son los pensamientos obsesivos?

Podemos reconocer un pensamiento obsesivo cuando…
● Rumiamos constantemente acerca de un problema sin decidirnos.
● Tememos que, si no realizamos determinada acción (tocar algo, decir determinada oración, etc., etcétera), podría sucederle algo a un ser querido.
● Sentimos necesidad de realizar rituales (por ejemplo, tocar tres veces un picaporte) para evitar una desgracia.
● Nos empecinamos en amar a alguien que no nos ama.
● Luchamos para que un pensamiento recurrente se vaya de nuestra cabeza y deje de atormentarnos, sin conseguirlo.
● Dudamos permanentemente en qué está bien y qué está mal.
● Sentimos miedo (a estar locos, a estar enfermos, a perder el trabajo, a quedar en ridículo, a cometer actos ilícitos, etc.).

Técnicas para superarlos

Si bien psiquiatras y psicólogos tratan a sus pacientes con medicación y psicoterapia, ése no será nuestro camino. Todas las técnicas de bioenergía, control mental, meditación, etc. están destinadas a “educar” a la mente, en vez de dejarla divagar. Le decimos cuáles son.

Técnica PSI de vibración energética Todo se alinea vibracionalmente en el Cosmos, incluso, nuestra mente. Este ejercicio le permitirá distenderse y regular su mente, de modo que pueda rechazar los pensamientos obsesivos. Siéntese cómodamente, cierre los ojos e imagine que está dentro de una pirámide un poco mayor que su cuerpo, que lo cubre. Del vértice superior de la pirámide, visualice que sale una luz semejante a un gran tubo de energía que lo atraviesa y recorre su cuerpo. Perciba cómo sus chakras se abren.

Absorba esa energía positiva que le regala el Cosmos, potenciada por la proporción áurea de la pirámide. Salga suavemente de este estado y comprobará que sus pensamientos obsesivos se van diluyendo. Repita una vez al día. Técnica de autocontrol Muy utilizada en algunos tratamientos psicológicos, la idea es controlar los pensamientos obsesivos  quitándoles poco a poco su carga de angustia. Por ejemplo, si usted se obsesiona pensando que puede producir una desgracia (injustificadamente) y cruza los dedos índice y medio   para evitarlo, esta técnica consiste en, durante diversas sesiones, intente pensar en lo que lo obsesiona evitando cruzar los dedos.

Al principio puede costarle, pero poco a poco, notará que nada sucede si no los cruza y, entonces, habrá dado un paso hacia delante para erradicarlo.

Técnica espiritual

● Quitarle importancia a la obsesión y dejarla pasar sin más será el objetivo de este ejercicio.

● Siéntese cómodamente y comience por recordar momentos felices de su vida. Tómese su tiempo. Cuanto más pleno se sienta al recordarlos, mejor funcionarán sus neurotransmisores generando endorfinas. Ayúdese con una música suave y agradable.

● Ahora, visualice mentalmente su preocupación obsesiva. Obsérvela sin actuar. Piense que nada puede hacer más que dejarla fluir. No depende de usted. Libérese de ese pensamiento, déjelo partir. Agradezca al universo la colaboración que le da y envíelo hacia él, como si le mandase un paquete. Sienta cómo ese pensamiento se aleja definitivamente de su conciencia para transformarse.

Técnica de medicina alternativa

Existen numerosas técnicas destinadas a aliviar angustias, miedos y obsesiones. Elija la que más se adapte a su manera de ser. Hay muchas para optar.

● Musicoterapia: escuche su música favorita, dance con ella, libérese y sienta en su interior que no hay nada que pueda perturbarlo.

● Aromaterapia: recurra a los aromas para ayudarse a liberar pensamientos negativos. Los aceites aromáticos de limón y naranja son los más indicados, pues refuerzan el sistema nervioso y favorecen las funciones cerebrales, despertando la conciencia y fortaleciendo la capacidad espiritual del ser humano.

● Gemoterapia: utilice amatistas en los distintos chakras para poder darle un giro a su vida y desterrar el miedo. Ellas armonizarán su cuerpo físico, transmutarán lo negativo en positivo y lo ayudarán a producir cambios en su mente.

Técnicas de metafísica

Se basan en la idea de que somos parte de Dios. Una llama en nuestro interior nos conecta con el Yo superior, que todo lo puede. Si usted se acostumbra a afirmar que todo está bien en su mundo, pronto lo estará. La palabra crea, el pensamiento también. Dirija su  pensamiento positivamente, haciendo afirmaciones como ésta diariamente: “Yo soy la victoriosa presencia de Dios que me mantiene envuelto en un pilar de fuego violeta, encendido en todo mi ser y mi mundo, transmutando todas mis creaciones.

Toda energía mal usada; todo pensamiento negativo, todo patrón o hábito nocivo será eliminado por su gracia”.

Meditación de Osho

Osho, filósofo y maestro espiritual hindú, propone acercar la meditación a todos los individuos. Ésta es una de sus prácticas, le será de gran ayuda para relajarse y quitarle importancia a sus pensamientos obsesivos.

La meditación de la risa: al despertarse, estírese como los gatos. Después de tres minutos, con los ojos cerrados, comience a reír. Durante cinco minutos, solo ríase. Si lo hace ni bien se levanta, comenzará a sentir lo absurdo que es preocuparse por cosas que antes lo paralizaban.