Portada » El Gauchito Gil ayuda a los necesitados

El Gauchito Gil ayuda a los necesitados

marzo 12, 2010

Pedidos especiales de prosperidad. Patrono de las urgencias y de las gestiones de suma necesidad: su invocación ha traído la dicha a miles de personas que no dejan de agradecerle lo que Gil, el gaucho milagroso, les devuelve; a cambio, eso sí, de cumplir con lo que uno ha prometido.

El Gauchito Gil es uno de los santos populares más convocados: su voluntad para ayudar en urgencias y situaciones difíciles le han dado la justa fama de patrono de los más necesitados.

También, se lo puede invocar para la prosperidad, pero recuerde: ningún pedido material debe implicar una abundancia innecesaria.

La historia de Gil, el Gaucho que hace milagros

Antonio Mamerto Gil Nuñez nació en Corrientes, en 1842. Cuenta la leyenda que, cuando creció y se hizo soldado y que, luego de la Guerra del Paraguay, se enroló en las filas de los ejércitos federales que luchaban contra los “unitarios”, durante la guerra civil que dividía lo que luego sería Argentina. En plena lucha, Gil recibió el mensaje de Ñandeyara, dios guaraní, que le habló sobre la inutilidad de derramar sangre, pues no debían hacerse cargo de supuestos agravios para vengar cuentas pendientes de los poderosos. Antonio entendió el mensaje y escapó del campamento militar: así se transformó en un desertor. Gil fue capturado y llevado ante su antiguo jefe, el Coronel Zalazar, que prometió dejarlo en libertad si, antes de determinado tiempo, se juntaban 20 firmas a su favor. La ejecución se puso en marcha y las firmas no llegaban, Gil dijo que venían en camino, mas, al no encontrar piedad, le advirtió a Zalazar que su hijo se enfermaría muy grave, y que, si lo invocaba el chico podría sanar. Y, así sucedió, Zalazar fue el primero en armar el primer santuario del Gauchito Gil.

La oración al Santo: el primer camino

Cualquier fórmula o ritual para invocar al Gauchito debe comenzar por la oración tradicional. Recite los siguientes versos:

“Gauchito Gil, te pido, humildemente,se cumpla por tu intermedio el milagro que te pido; te prometo que cumpliré mi promesa y, ante Dios, te haré ver, y te brindaré mi fiel agradecimiento y demostración de Fe, en Dios, y en vos, Gauchito Gil. Amén”.

Es muy importante cumplir las promesas que se le hacen: la misma palabra que él le dio a Zalazar, y que cumplió, es la que sus devotos deben actualizar en cada pedido especial.

Formas tradicionales de rezarle

Los santuarios del Gauchito son muy notorios por el rojo de sus banderas, cintas, velas y demás insignias, y ése es el tono que usted debe usar. La forma más común es encender una vela y formular el pedido. En otros casos, se escribe la petición en una cinta roja y se la coloca, por la noche, un cruce de caminos, apoyada en la rama de un árbol, o colgada de un alambrado o de un palo clavado en la tierra. A veces, se enciende una vela roja y se pasa la llama cerca de una cinta del mismo color, a una distancia prudencial para que no se queme, mientras se formula el pedido y se recita la oración anterior. Esa cinta puede dejarse en un cruce de caminos o colocarse la misma forma.

Los santuarios del Gauchito

En cada lugar de la Argentina, al costado de la ruta, en un paraje abandonado o en el jardín de un devoto, es posible encontrar un santuario del Gauchito Gil.

Sin embargo, el altar principal se encuentra en el cruce de las rutas 123 y 119, a 8 km de la ciudad de Mercedes (antigua Pay-Ubre), en la provincia de Corrientes.

En cualquier santuario, donde usted decida invocar o manifestarle su fe al santo, se acostumbra llevar una cinta roja para atar en algún lugar del altar y, a cambio, llevarse otra cinta que se entiende que ya ha sido bendecida por el santo —porque ha permanecido un tiempo en ese lugar de fe— para llevarla en la muñeca, colgarla en el espejo del auto o de algún lugar de la casa.

Puede armar su propio santuario al Gauchito Gil en su casa. Sólo tendrá que armar una capillita de madera, colocar una cruz del mismo material en la parte superior y agregar, si pudiera, una imagen del santo, ya sea con una estampa o estatua.

Para conjurar una pérdida económica

Este ritual lo ayudará a solucionar problemas de dinero.

Elementos: 1 vela roja, 1 m de cinta roja, 1 papel blanco y 1 lapicera (en lo posible, de tinta roja), pétalos de una flor roja (clavel o rosa).

Preparación:En el papel, escriba con claridad el pedido que quiere formularle al Gauchito. Enrolle la cinta alrededor del cuerpo de la vela. Encienda el cirio y haga tres círculos, de derecha a izquierda, de toda la longitud que le permita su brazo. Luego, vierta cera derretida sobre el papel, hasta cubrir el mensaje.

Coloque la vela en un plato, donde no pueda apagarse. Desate la cinta y enróllela a la vela. A continuación, dé vuelta el papel, póngalo dentro de la circunferencia, delante de la vela encendida. Ésta debe arder hasta consumirse totalmente.

Cuando se haya terminado de quemar, envuelva el papel con varias vueltas de la cinta roja y llévelo a un cruce de caminos, lejos de su casa. Para potenciar su invocación, recite la oración del Gauchito y practique este ritual los lunes por la noche.