Portada » Hechizos árabes de atracción sexual (parte uno)

Hechizos árabes de atracción sexual (parte uno)

diciembre 9, 2010

Desde la tierra de Las mil y una noches, los mejores rituales para conquistar corazones difíciles.

Pruebe los trucos eróticos que le sugerimos aquí y haga que el hombre o mujer a quien desea caiga rendido a sus pies. Verá que no podrá evitar el poder de su seducción.

En tiempos en que el arte de la seducción está en decadencia, dado que se busca el mero encuentro sexual rápido y fácil, es necesario recuperar el encanto de la conquista.

Los occidentales podemos aprender de la cultura árabe, rica en bailes, sabores y aromas sensuales; ya que, en las lejanas tierras de las odaliscas, el rito de la seducción dentro de la pareja ocupa un lugar primordial. De estas ceremonias íntimas, surgen los hechizos que aquí explicamos. Verá que hombres y mujeres no podrán resistirse a sus efectos.

BAÑO DE LECHE ERÓTICO

Caliente medio litro de leche hasta que esté tibia, agréguele canela en polvo y una cucharada colmada de azúcar.

Revuelva repitiendo: “Leche de la belleza, sangre de Luna que me nutre y recorre con su sensual frescura”.

Desvístase en un ambiente cálido, moje una toalla de mano, blanca y limpia en la leche tibia, y masajee su cuerpo con este trapo hasta haber terminado todo el líquido, desde los pies hasta la cabeza. Recite el hechizo y, luego, dúchese rápido para enjuagarse. Lo ideal es rociar el cuerpo con perfume de jazmín.

Este hechizo se puede realizarse en pareja, masajeándose mutuamente. En este caso, el conjuro debe decirse en silencio; no hace falta dar muchas explicaciones, cuéntele a su pareja que ese masaje con leche dejará tera su piel.

PAÑUELO ENCANTADO

Necesitará un pañuelo de seda color rojo para llevar en  su cuello. En una bolsa de tul o muselina, se coloca una nuez moscada envuelta en papel de seda o tisú, hojas de perejil fresco y ramas de canela. Luego, se agregan unas gotas de esencia de vainilla o almendras y, una vez secas, se la envuelve con el pañuelo de seda, conjurando: “Plantas de pasión, despierten el fuego de la seducción.

Lo pido en nombre de Dzohara, la bien amada”. Dzohara es la diosa árabe de la poesía y el amor, análoga a Afrodita.

Guarde este pañuelo debajo de su almohada durante tres noches.

Al cuarto día, comience a usar el pañuelo en el cuello.Antes de colocárselo, realice el siguiente pase mágico: de pie con las piernas abiertas, tome por los extremos el pañuelo y páselo de adelante hacia atrás entre sus piernas, repitiendo el conjuro tres veces.

PÓCIMA DE PASIÓN

Para este hechizo, necesitará:

● 200 g de azúcar

● 1/2 litro de agua

● 1 cucharada de raíz de jengibre rallada

● 1/2 limón

● 2 cucharadas de ron blanco

Procedimiento:

Prepare un jarabe llevando a hervor el agua, a la que habrá agregado el azúcar y el jengibre rallado. Revuelva, mientras repite:

“Ana behebak (“Te amo”, dice el varón).Ana behebik (“Te amo”, dice la mujer). Habibi (“Mi amor”, masculino) o Habibity (“Mi amor”, femenino).Amín hob (“Así sea, amor”).

Deje hervir 5 minutos, retire del fuego, agregue 1 cucharada de ron blanco y el jugo de 1/2 limón, deje enfriar y filtre. Bese las puntas de sus dedos índice y mayor, y sumérjalas unos instantes en la pócima repitiendo el conjuro.

Luego, sirva este brebaje helado a la persona que desee conquistar. También, puede tomarlo usted para activar su poder de atracción. Al beber, conjure así:“Brebaje que corre por mis venas. Tú eres el sabor que excita mis sentidos. A fuego lento, cocino el hechizo del encanto. Dzohara aviva el caldero de mi cuerpo”.

Seguir leyendo