Portada » Rituales de amor y fertilidad

Rituales de amor y fertilidad

agosto 10, 2011

Hechizos para tener pareja y quedar embarazada.

Si hay una época para llamar al amor y la felicidad es la estación de la primavera; tiempo de la fertilidad en todos los planos, ya estén relacionados con la naturaleza o los afectos. prepárese para practicar estos rituales y obtener así lo que desea.

Los tratados de magia antigua incluyen siempre rituales para hacer en días específicos en los que las energías están dispuestas de tal modo que favorecen determinados asuntos. El equinoccio de primavera y los días siguientes son el período más propicio para toda práctica de magia amorosa.

LA ESTACIÓN DEL AMOR

La primavera es considerada la estación del amor. Esta creencia proviene de la antigua magia celta, que afirmaba que el equinoccio de primavera iniciaba un tiempo de renovación y renacimiento. Es el momento en que todo se convierte en símbolo de romance y fertilidad.

Los sacerdotes druidas realizaban festividades llenas de alegría, dedicadas a Ostara. En otras culturas, la magia primaveral también cobra un significado especial a la hora de atraer el amor y promover la fertilidad. A continuación, detallamos algunos rituales específicos para tal fin. Recuerde que, para poder hacer efectivo cualquier acto de magia, la concentración, la fe y la voluntad son ingredientes fundamentales para obtener buenos resultados.

RITUAL DE LA SEMILLA PARA ATRAER PAREJA

Si todavía se encuentra solo o sola y desea atraer el amor a su vida, practique durante la   primavera el siguiente rito:

  • Mezcle en un cuenco harina, sal, aceite y un poco de agua hasta obtener una masa moldeable. Haga con ella una esfera del tamaño de un huevo pequeño y húndale hasta el centro una semilla de girasol. Plante el pequeño bollo de harina con la semilla en una maceta a mediodía, en un día en que haya luna nueva.
  • Riegue la maceta todos los días y diga cada vez que la    riegue: “Que el aliento de la primavera dé vida a la semilla del amor y florezca en mi vida la alegría de la mano del ser amado”.

Si al cabo de un tiempo la semilla germina, es señal que está próximo a encontrarse con el amor de su vida. Si no germina, repita el hechizo hasta que lo haga. Importante: emplee una semilla fresca y no tostada.

REPARAR RELACIONES CON PAN

  • Consiga cera de abejas y forme con ella dos figuras que representarán a usted y a su pareja. Talle en cada una las    iniciales completas de sus nombres.
  • A continuación, ahueque un pan y coloque a las figuras enfrentadas. Cierre el pan y átelo con una cinta color rojo. Coloque el pan dentro de un frasco grande y cúbralo con miel.
  • Coloque el frasco ya cerrado en un lugar oculto a la vista de los demás, encienda junto al mismo una vela pareja color rojo y diga: “Olvidemos nuestros rencores y enfrentamientos, recordemos solo los momentos felices. Renovemos nuestros votos de amor en primavera y cerremos las heridas del pasado abramos nuestros corazones al futuro”.

Consumida la vela, despache los restos en una corriente de agua y guarde el frasco junto a su ropa íntima.

SAN ANTONIO LO AYUDA A SER CORRESPONDIDO

  • Necesitará: 1 limón, 7 clavos plateados, 7 cintas de color rosa y1vela rosa.
  • Lave y seque el limón, clávele los siete clavos visualizando el corazón del ser amado al tiempo que, con cada clavo, ensarta la cinta rosa, de modo de rodear el limón con la cinta así clavada.
  • Coloque el limón junto a la vela, enciéndala y diga: “San Antonio, Patrono de los Enamorados, que de la misma forma que tocan los clavos del amor, este limón se introduzca en el corazón de (nombrar a la persona). Que el amor que yo siento por él/ella sea correspondido”.

Una vez que su amado le corresponda, queme el limón y arrójelo en un cruce de calles.

CEREMONIA CON FUEGO PARA MANTENER LA LLAMA DEL AMOR

Si nota que su pareja ha perdido interés en usted, infúndale calor:

  • Trace un círculo en el suelo, al aire libre, en un día soleado de primavera. Encienda dentro una vela rosada (amor), una roja (pasión) y una blanca (pureza del vínculo) en forma de triángulo.
  • Coloque en el centro del círculo un caldero con ramas secas y enciéndalas con un fósforo (cerilla). Arroje al fuego siete pepitas (semillas) de uva, y un puñado de incienso en grano y de azúcar.
  • Mientras el humo se eleva, diga: “Por el poder de las salamandras del fuego, que avivan el amor y la pasión, conjuro nuestro amor (nombrarse y nombrar a la persona) para que la llama siga viva en nuestros corazones y nuestras almas gemelas jamás se separen”.

PROPICIAR UN EMBARAZO FELIZ

Cuando se trata de pedir para que aparezca un niño en nuestra vida, hay que cuidar bien los elementos a emplear. Use solamente velas blancas de cera virgen e inciensos de rosa o jazmín. Las vibraciones de estos elementos puros atraerá aquello que usted solicita al practicar la magia blanca.

  • En este hechizo empleará la saliva que, como los demás fluidos del cuerpo (lágrimas, transpiración, orina, etc.), tienen alto poder y han sido utilizados a lo largo del tiempo para diferentes fines mágicos o sagrados.
  • La sal es otro ingrediente que representa la pureza.
  • Tome un pañuelo blanco que jamás haya sido usado, ubique en el centro tres granos de sal gruesa y haga sobre ellos una cruz con su saliva (si es mujer) o con la saliva de su mujer (si es hombre). Ate el pañuelo anudando sus puntas (con los granos dentro). Al hacerlo diga: “Que la saliva atraiga a la sal, que la sal atraiga la pureza, que la pureza atraiga al niño amado     al vientre de (nombrar a la mujer)”.
  • La mujer debe guardar el pañuelo bajo su almohada hasta quedar embarazada. Luego, deberá quemarlo y esparcir las cenizas sobre un macizo de flores.

LA COPA DE LA FERTILIDAD

A veces los elementos más simples poseen un gran valor mágico, debido a su forma arquetípica, que reproduce la geometría sagrada. En el caso de las copas, ellas son el cáliz que siempre ha sido relacionado con la matriz, el vientre materno.

  • Consiga un topacio en bruto (también puede ser cuarzo rosa), que es la piedra que soluciona los problemas de fecundidad, sexualidad y unión de pareja. Lávelo bien bajo un chorro de agua y, sin secarlo, déjelo al sol. Luego, colóquelo en una copa, preferentemente de cristal transparente. Llene la copa con agua pura.
  • Ubique la copa en un altar casero, encienda una vela blanca y un sahumerio de jazmín. Tómela con ambas manos, elevándola hacia el cielo y diga: “Cáliz sagrado, continente de lo más valioso, portador de milagros, vuelca tu alto poder sobre mí para que reciba el fruto de la vida en mi seno. Amén”.

A continuación beba lentamente el agua con miel y lleve colgado el topacio, a modo de amuleto de la fertilidad. También puede guardarlo en una caja y ponerlo en la billetera o cartera.