Portada » Salmos purificadores para desembrujar casas malditas

Salmos purificadores para desembrujar casas malditas

mayo 19, 2010

Exorcismos de hogares y negocios.

Lo invitamos a invocar la poderosa fuerza de los salmos. Originados en los cánticos del Templo de Jerusalén, se dice que el Rey David fue autor de muchos de ellos, aunque luego fueran reescritos y modificados a través de los siglos.

Los cinco Libros de los Salmos del Antiguo Testamento revelan la Palabra Divina. Describen de forma sencilla el modo de protegerse y de seguir por el camino recto para estar unidos a la divinidad única y protectora, Jehová.

La tradición judeocristiana encuentra en estos versículos la inspiración para elevarse espiritualmente por encima de todo mal y mejorar su experiencia como humanos. Los salmos muestran que es cierta la promesa de Dios de proteger a todo aquel que invoque su nombre.

En esta nota seleccionamos algunos especialmente dedicados a expulsar presencias malignas de nuestras casas o negocios.

¿CÓMO REALIZAR LA CEREMONIA DE EXORCISMO?

Si usted supone que existen fuerzas negativas, energías densas, trabajos de magia negra, brujerías o cualquier otra emanación oscura que le impide prosperar en su negocio o tener paz en su entorno familiar, intente exorcizar esas fuerzas malignas valiéndose de la Palabra Divina.

Esto es algo serio, ya que trabajará con energías de Luz; de modo que prepárese para hacerlo de la siguiente manera:

1. Repase y relea las indicaciones del recuadro acerca de la purificación personal.

2. Una semana antes de realizar los exorcismos, relea los salmos una y otra vez, tratando de identificarse con aquello que los mismos quieren comunicar.

3. Cuando recite los salmos deberá tener a mano: un cuenco con carbones, incienso, un crucifijo y agua bendita. Mientras lee cada salmo, vierta sobre los carbones incienso, aferre su mano izquierda al crucifijo y, con la derecha, eche agua bendita en forma de cruz en todas las esquinas del lugar que desea exorcizar.

4. Dada la importancia y las fuerzas implícitas en este tipo de rituales, evite realizarlos si usted…

■ Tiene miedo.

■ Sufre fe presión alta o padece otra dolencia que pueda agravarse ante emociones fuertes e imprevistas.

■ Carece de una fe absoluta en el poder divino de Dios.

5. Al hacer el ritual, procure estar solo.

6. Realice un examen de conciencia y pida perdón a Dios. Este acto de purificación interna es su escudo protector.

SALMO DE LOS DOS CAMINOS

Éste es el primer salmo del libro

I. Úselo para afirmar que su vida irá por el camino del Bien. Recítelo durante siete días seguidos en el lugar que desea limpiar de malas energías: “Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en silla de escarnecedores se ha sentado; sino que en la ley de Jehová está su delicia, y en su ley medita de día y de noche. Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, que da su fruto en su tiempo, y su hoja no cae; y todo lo que hace, prosperará. No así los malos, que son como el tamo que arrebata el viento. Por tanto, no se levantarán los malos en el juicio, ni los pecadores en la congregación de los justos. Porque Jehová conoce el camino de los justos; mas la senda de los malos perecerá.”.

SALMO 40 DE LIBERACIÓN

El fragmento que reproducimos de este salmo finaliza con un pedido fuerte de liberación de toda aflicción generada por quienes nos desean el mal. Récelo con devoción.

“Quieras, oh, Jehová, liberarme; Jehová, apresúrate a socorrerme. Sean avergonzados y confundidos a una los que buscan mi vida para destruirla. Vuelvan atrás y avergüéncese los que mi mal desean; sean asolados en pago de su afrenta los que me dicen: ¡Ea!, ¡Ea! Gócense y alégrense en ti todos los que te buscan, y digan siempre los que aman tu salvación: Jehová sea enaltecido .Aunque afligido yo y necesitado, Jehová pensará en mí. Mi ayuda y mi libertador eres tú: Dios mío, no te tardes”.

A continuación, encienda una vela blanca frente a una imagen de Jesús y rece esta oración cristiana: “Oh, Buen Pastor, soy oveja de tu rebaño. Jesucristo, sálvame, no permitas que nadie me aceche ni corte mis caminos. Salvador del mundo, pídele al Padre para que mis enemigos desaparezcan de los caminos, regresen a su mundo y me dejen vivir en paz. Alabándote y glorificándote. Amén”.

SALMO 91, ESCUDO CONTRA EL MAL

Éste es quizás el más famoso de todos los salmos. Pertenece al Libro IV y se asegura que, si es rezado con devoción, resulta el más poderoso escudo contra el mal que existe. Recite y medite profundamente sobre las palabras sagradas que deberá repetir: “El que habita al abrigo del Altísimo morará bajo la sombra del Omnipotente. Diré yo a Jehová: esperanza mía y castillo mío; mi Dios, en quien confiaré. Él te librará del lazo del cazador, de la peste destructora. Con sus plumas te cubrirá y debajo de sus alas estarás seguro; escudo y andarga es su verdad No temerás el terror nocturno, ni saeta que vuele de día, ni pestilencia que ande en oscuridad, ni mortandad que en medio del día destruya. Caerán a tu lado mil, y diez mil a tu diestra; más a ti no llegará. Ciertamente con tus ojos mirarás y verás la recompensa de los impíos. Porque has puesto a Jehová, que es mi esperanza, al Altísimo por tu habitación, no te sobrevendrá mal, ni plaga tocará tu morada. Pues a sus ángeles mandará cerca de ti, que te guarden en todos tus caminos. En las manos te llevarán, para que tu pie no tropiece en piedra. Sobre el león y el áspid pisarás; hollarás al cachorro del león y al dragón. Por cuanto en mí ha puesto su amor, yo también lo libraré; le pondré en alto, por cuanto ha conocido mi nombre. Me invocará, y yo le responderé; con él estaré yo en la angustia; Lo libraré y le glorificaré. Lo saciaré de larga vida, y le mostraré mi salvación”.

Purificación personal

Se sabe que los exorcismos oficiales son realizados por sacerdotes experimentados, previa aprobación del Vaticano. Realizar un exorcismo “casero” es un acto individual en el que se enfrentarán las fuerzas de la Luz y la oscuridad. Usted será el intermediario, por tanto, y no tendrá otra ayuda auxiliadora que su fe para ser escuchado por Dios y liberado de todo mal.

Pero, para poder siquiera acercarse al poder de esa Luz que es pura energía divina, tendrá que buscar por todos los medios elevarse espiritualmente y depurarse físicamente.

Comience uno o dos días antes, buscando paz y tranquilidad, tanto externas, como internas. El día del ritual, haga una dieta de semiayuno, báñese, póngase un perfume suave y vístase con ropas claras.

El exorcismo de los salmos

Los salmos fueron escritos bajo inspiración divina. Hay muchas traducciones distintas y en lenguas varias. Algunas de las palabras y frases clave relacionadas con el exorcismo son:

● Áspid: se refiere a vencer la tentación del demonio.

● Dragón: sinónimo del demonio.

● Al Altísimo por tu habitación: Dios habita en nosotros y debemos descubrirlo para pedirle ayuda.

● Me invocará, y yo le responderé: es necesario pedir al padre. “Pedid y se os dará” dice la cita bíblica.

● Jehová pensará en mí: Dios no deja a nadie afuera. Nos conoce a todos y a cada uno de nosotros, que estamos dentro de su Divina Mente.

● Bienaventurado: al igual que en el Nuevo Testamento, las “bienaventuranzas” son la bienvenida que Dios ofrece para acceder al mundo divino y a sus favores.