Portada » Símbolos protectores, defiéndase con su propia cruz

Símbolos protectores, defiéndase con su propia cruz

enero 11, 2016

Cada tipo de cruz posee un simbolismo determinado por su representación a través del ancho de sus brazos, de las figuras que la complementan –como una rosa o un círculo, por ejemplo- o del poder que ha tomado a través de la historia. Por ello, elija la que mejor se adapte a usted para acrecentar su seguridad personal.

El simbolismo no fue algo inventado por los hombres, surgió naturalmente de la necesidad de expresión que trasciende las limitaciones de las palabras y que expresa, sin embargo, un lenguaje que puede ser comprendido por todos.

Los símbolos, a través de sus diseños, “copian” y manifiestan concretamente los atributos de distintos principios arquetípicos de nuestros orígenes.

Debido a su carácter arquetípico -es decir, como modelo universal-, son un lenguaje internacional que aparece tanto en las sociedades desarrolladas, como en las culturas primitivas. En el caso de la cruz, si bien lo más difundido es asociarla al símbolo cristiano que representa la crucifixión de Jesucristo para salvar al mundo, se ha descubierto que, como símbolo universal, también existió en otras culturas, incluso, en las prehistóricas.

Y, si bien es un símbolo único, adquiere diferentes connotaciones según la cultura que lo posea. Del mismo modo, la cruz (como cualquier otro símbolo) actúa tanto a nivel exotérico (común, accesible a todos) de forma inversa, es decir, esotérica (oculta, reservada). Develar el lado esotérico de la cruz nos ayudará a identificarnos con ese símbolo y utilizarlo para protegernos contra todo mal.

Los elementos de la cruz

Existen varias formas de trazar una cruz. Básicamente, se trata de dos líneas perpendiculares que se cruzan en un centro. ¿Cómo es posible que esta figura arquetípica haya estado presente en pueblos tan disímiles y lejanos, como los fenicios, los persas, los etruscos, los romanos, los celtas, y los pueblos de América?

Aunque su verdadero significado sea un enigma para la humanidad, desde lo esotérico, existe una explicación. La cruz simboliza los cuatro elementos (Tierra, Agua, Aire y Fuego) y los cuatro reinos (Mineral, Vegetal, Animal y Humano).

El punto de intersección de las líneas vertical y horizontal es la zona donde se forma una encrucijada entre el poder espiritual (superior) y el poder material (inferior), entre el microcosmos (lo pequeño y humano), con el macrocosmos, lo grande (cósmico o divino).

Por ello, la cruz es un gran símbolo que representa la totalidad, la unión del hombre con lo divino, el nexo entre la sabiduría de lo material con la espiritual de Dios.

Cruces y Rosas

Los Rosacruces son una sociedad secreta emparentada con las logias masónicas, cuya doctrina filosófica, según se dice, se inició en la época del Faraón de Egipto Tutmosis III, alrededor del año 1500 a. de C. Su fundador fue Christian Rosenkreutz y el nombre de la orden deriva de su nombre (cruz de rosas).

El emblema de los Rosacruces es una cruz con una rosa en el centro. La cruz no es para ellos un símbolo de sufrimiento. Significa la evolución del hombre, su constitución presente y su desarrollo futuro. El brazo superior de la cruz representa al hombre. El inferior, al reino vegetal. Entre los dos, está el reino animal. La rosa central representa la capacidad generativa de los tres órdenes.

Cruz celta solar

Es una cruz que posee un círculo que representa al sol, el movimiento circular, la energía generadora solar masculina. Se utiliza para protección en el trabajo y los emprendimientos. También para alejar la pereza y la inercia.

Cruz egipcia de la inmortalidad o Ankh

Consiste en una cruz TAU coronada por un círculo. Esta cruz se encuentra frecuentemente en los monumentos y en las representaciones de la Diosa Sekhet o Sekhmet –diosa solar guerrera. La cruz es considerada la “Clave de la Vida” y el signo por excelencia de la inmortalidad. El pequeño círculo superior es el símbolo de la Conciencia o el Espíritu que se encuentran por encima del hombre carnal, el cual se halla en contacto con una Conciencia Superior. La parte Inferior al círculo tiene la forma de la letra T mayúscula, representa el deseo de regresar en forma definitiva al seno del Padre Espiritual.

La cruz Esvástica del eterno movimiento

Es misteriosa y de simbolismo antiguo, es uno de los símbolos hallados en Oriente y en Occidente. Recibe el nombre de Cruz Gamada o Gamadión por el hecho de estar constituida por cuatro letras gamma unidas en ángulo recto. Otros nombres que recibe es Cruz Ignea, Jaina, Hermética o martillo de Thor. El término Svástica proviene de la India. En sánscrito, svasti significa salve, salud, gloria.
Cuando los brazos se orientan hacia la derecha se trata de la representación de la magia blanca, el poder de la energía de la creación, el Sol de la Vida y la forma masculina. Por el contrario cuando el giro de los brazos es hacia la izquierda es señal de mal agüero, de la magia negra y el poder destructor.
Es la Cruz considerada por el esoterismo como la representación del continuo movimiento del Cosmos, simbolizando el Fuego divino, la fuerza de la Creación y la clave para el ciclo de la ciencia.
La línea horizontal representa las aguas de la emotividad (principio femenino) sobre las que reposa el Espíritu del hombre (simbolizado en el pequeño círculo). La línea vertical (principio creador masculino) es el signo de la profunda fertilidad de la tierra en la que el espíritu deberá penetrar.