Portada » Utilice la fe para alcanzar sus metas

Utilice la fe para alcanzar sus metas

enero 12, 2016

La Energía Universal es la fuerza de la vida que se encuentra en toda la naturaleza. Existen muchos nombres para designar esta fuerza: Madre Naturaleza, Energía Psíquica, Prana, Chi, Kundalini, Amor, Dios…

Todos los seres vivientes (animales, plantas y microorganismos) tienen Energía Universal con el objeto de vigorizar sus funciones vitales. En consecuencia, esta Energía o Prana opera en todos los niveles: el holístico, el sistemático, el orgánico y el celular. En el cuerpo humano, esta fuerza vital se almacena en la base de la espina dorsal. Es una reserva infinita de Energía Espiritual.
Cuando aprendemos a dirigir esta energía a los centros Superiores de nuestros cuerpos, comenzamos a expandir nuestra conciencia y a recordar que primero y principalmente, somos seres espirituales.
La Energía Espiritual fluye continuamente a través de todas las cosas vivientes, así como por nuestro cuerpo, dándole vida y revitalizando células y tejidos.
La Energía Universal entra a nuestro cuerpo a través de los “chakras”. Chakra es una palabra sánscrita que significa “Luz Giratoria”.
Tenemos siete centros de energía o chakras mayores y muchos más pequeños distribuidos en todo el cuerpo. Estos chakras son vórtices de energía que internamente se encuentran conectados a los canales nerviosos, glándulas endocrinas y órganos asociados. La respiración rítmica los estimula.

Existen siete canales de energía: 

Chakra uno

Situado entre el ano y los órganos genitales. No se utiliza este chakra para la sanación.

Chakra dos

 Situado sobre el sacro, controla el sistema  reproductor  femenino, ovarios, trompas de Falopio, útero, vagina y vulva.
En el aparato masculino, los testículos, la próstata y  el pene.
También la vejiga y la uretra aumentan la energía y en combinación con el chakra 3 estimulan el sistema inmunológico. Por ejemplo, en casos de infertilidad, hipotensión, anemia, prolapsos, problemas del embarazo, impotencia, cansancio, etc.

Chakra tres

 Situado en la columna vertebral a la altura del ombligo, controla  el aparato digestivo; estómago, intestino delgado y grueso, recto, hígado, vesícula  biliar, bazo, páncreas  y glándulas suprarrenales. También el sistema urinario;  riñones y uréteres,  con excepción de la vejiga  y la uretra que están en el chakra 2. Se trabaja para casos de  hepatitis, úlceras  estomacales, cálculos biliares y renales, colitis, nefritis,  etc.

Chakra cuatro

 Situado en la columna vertebral a nivel de la parte inferior de los omóplatos o sea a la misma altura que la punta inferior del esternón. Controla  el sistema circulatorio: vasos sanguíneos y  corazón. También influye en la tonicidad muscular y en los problemas de tensión arterial. Por ejemplo: enfermedades cardiacas, híper e hipotensión, etc.

Chakra cinco

 Situado en la columna vertebral a nivel de la parte superior  de los  omoplatos en la vértebra cervical siete .Controla la piel  y el sistema respiratorio incluyendo la nariz, la tráquea, los bronquios  y pulmones. Por ejemplo: resfriados, neumonías,  alergias, asmas, quemaduras,  psoriasis, etc.

Chakra seis

 Situado en el medio de la frente. Está relacionado con el cerebro, el bulbo raquídeo, la hipófisis (glándula que rige  el desarrollo  de otras glándulas). El mismo se utiliza  para niños y jóvenes  estudiantes  que tengan  problemas de concentración  y/o problemas  de aprendizaje.

 Chakra siete

Está situado en lo más alto de la cabeza. Si trazamos una línea imaginaria vertical,  desde la parte superior de la oreja,  hasta llegar al centro, en la parte alta de la cabeza, allí se encuentra.

El mismo es responsable de:

  • La cabeza.  De todo lo que hay en ella.  Por dentro y por fuera.  Allí están los sentidos: vista, olfato, tacto, gusto, oído. La hipófisis, que gobierna todas las glándulas endocrinas. El sistema hormonal. Las glándulas pineal y tiroides.
  • El sistema nervioso.
  • El sistema motriz.

¿CÓMO PODEMOS UTILIZAR ESTA ENERGÍA?

El conocimiento del uso de la Energía Universal, como método terapéutico, data desde la aparición del hombre sobre la tierra, como lo evidencian algunas demostraciones graficas en cuevas, la reciente descripción de algunos de los métodos representados en la cámara secreta de la gran pirámide de keops, antiguos escritos, culturas e incluso la sagrada Biblia que nos ilumina con estas palabras: “En verdad os digo, quien cree en mi, hará las obras que yo hago y aun mayores” (Juan 14:12).
Podemos decir que este tipo de energía es inherente al ser humano, sin embargo dicha facultad se ha perdido por nuestro egocentrismo y exceso de racionalidad, olvidando que desde siempre ha estado dentro de nosotros mismos.

Recomendaciones para llevar a cabo esta técnica.

  • Lo primero que se necesita es tener conciencia de que somos canales de energía.
  • Lo único importante en esta técnica es un elemento que todos poseemos: el amor. Esta es la razón por la cual jamás se debe lucrar con ella.
  • Cualquier persona puede aprender esta técnica, sin importar el nivel social, cultural o económico.
  • Solo se necesita tener un espíritu abierto y  un deseo profundo de ayudarse a uno mismo y  a los demás.
  • Es importante profundizar sobre uno mismo, si no estamos bien no podemos dar nada nuevo a aquellos que nos rodean.
  • Las terapias deben tener una duración de 5 minutos.
  • Esta técnica trabaja a nivel físico, espiritual y mental
  • No pertenece a ninguna religión, grupo político ni secta en particular. Puede ser practicada por cualquier persona que practique la Fe en todas sus formas.

¿En qué consiste?

El campo energético universal no tiene un componente único, sino que está compuesto por una superestructura de puntos geométricos perfectamente organizados y otros elementos como: puntos luminosos aislados y pulsantes, diferentes tramas de líneas energéticas, algo semejante a chispas aleatorias que emiten pulsaciones sincronizadas que pueden ser percibidas por los sentidos.
Esta Energía Universal fue utilizada desde hace siglos por muchas civilizaciones para la sanación mediante la imposición de manos.
La meta es ser capaz de absorber la energía del universo en nuestro cuerpo.
El hombre depende del aire y de la atmósfera. La energía Universal es aire puro del Universo, que existe para ayudar al hombre y a la naturaleza.
En la aplicación de la Energía Universal  no existen límites, pues el manantial de energía es inmenso y su fuerza  inagotable.
Pero si deseamos mantener esta energía en nuestros cuerpos, tenemos que ejercitarnos en el uso de su técnica.

 PROTOCOLO

El protocolo  es un método de respiración  y relajación  que nos permite captar la Energía  Universal  y de este modo  mantener nuestros niveles de energía en óptimo estado.

Este se divide en tres fases:

FASE UNO

Se inicia el protocolo imponiendo las manos suavemente sobre el chacra seleccionado, inhalando por la nariz y exhalando por la boca (con los ojos abiertos) tres veces.

FASE DOS

Se cierran los ojos y tratamos de llevar nuestra mente a un estado neutro por 5 minutos.
Si se sucede una interrupción  o se abren los ojos  se debe empezar de nuevo el protocolo.

FACE TRES

Se abren los ojos inhalando y exhalando aire la misma cantidad de veces que en la fase uno.

ASPECTOS IMPORTANTES

El protocolo no se debe hacer con música, ni televisión  o cualquier otra  distracción  que le impida a uno relajarse. Es fundamental concebirlo como algo más que un ejercicio de relajación, es una conexión con la fuente divina.
Esta es una técnica que puede ser realizada por niños desde los 12 años de edad según sea el caso  del discernimiento del niño.
Al imponer las manos no se debe ejercer ninguna presión, ni fuerza mental. Cuanto  más ligero sea el contacto, mejor fluirá la energía.
Al cambiar de chakra debemos iniciar el protocolo nuevamente.

MOTIVOS POR LOS CUALES SE CIERRAN LOS CHAKRAS

Quien se ofrezca para llevar a cabo este trabajo debe tener en cuenta que no cumplir con los requisitos pautados provocará que los chakras se cierren y no le cedan el paso a ningún tipo de energía.

Esto también puede ser generado por:

  1. Negarse  a tratar a un enfermo cuando lo necesite.
  2. Practicar la técnica con fines de lucro o para beneficio personal
  3. No creer en este método o dudar del mismo.

EN EL CAMINO DE LA FE

La espiritualidad facilita la conexión, y ésta produce salud, que procede de esa sensación de conexión con una fuerza superior a nosotros, que nos colma y nos llena, haciéndonos sentir que formamos parte del Universo.
La pérdida de esa sensación de conexión con nuestra esencia espiritual y con las demás personas, los animales y la naturaleza nos produce un trastorno energético que posteriormente se convierte en un problema de salud.
Pero cuando una persona aumenta su energía (como en el Reiki), su espíritu crece, y cuando la energía de nuestros cuerpos (Energía Vital) está en contacto e interactúa con la energía del universo (Energía Universal) nos produce una sensación de plenitud y de vuelta a nuestros orígenes, que nos satisface, nos llena y nos nutre.
Hoy en día, a causa del estrés y el ritmo de la vida, muchos de nosotros hemos perdido esta conexión, y como resultado nos sentimos aislados, enajenados, desconectados, infelices e insatisfechos y más predispuestos a  enfermarnos.
Las experiencias personales con el uso de estas técnicas han sido muy amplias. Sin embargo, todas llegan a la conclusión de que solamente se cura quien tiene FE en sí mismo y entra en conciencia para hacer cambios en su vida.
El desafío consiste en desatarse de los temores hacia lo desconocido, abandonar la búsqueda de control racional y entregarse a la aceptación de uno mismo, a la conexión entre nuestra interioridad y el entorno. Aceptando que no somos seres aislados, por el contrario, formamos parte de esa fuerza extraordinaria que nos rodea y es nuestro destino volver a ella. El objetivo consiste en poder transitar nuestro camino llenos de paz interior, desarrollando una armonía física, espiritual y mental. Y sólo por medio de la FE podremos acercamos a esta meta.